Usher rindió homenaje a Michael Jackson en el Super Bowl

Por: Maria José Salcedo

12 febrero, 2024

Usher rindió homenaje a Michael Jackson en el Super Bowl

Usher, el renombrado cantante estadounidense reconocido como el “Rey” del R&B, cautivó al público durante su actuación en el Super Bowl de este domingo, al rendir un emotivo homenaje a Michael Jackson y a la rica herencia cultural afroamericana.

Con 45 años de edad, Usher deslumbró en el estadio Allegiant de Las Vegas con un espectáculo cargado de energía y nostalgia, portando un guante blanco similar al icónico accesorio de Jackson y ejecutando varios de sus característicos pasos de baile, entre ellos el famoso “moonwalk”.

El show, que se extendió por 15 minutos, constituyó el intermedio más prolongado en la historia reciente del Super Bowl. Usher deleitó a la multitud con éxitos de la década de 2000 como “Yeah!”, “Love in This Club” y “My Boo”, manteniendo a los asistentes en constante movimiento.

Acompañando a Usher en este viaje musical, se unieron al escenario destacados artistas afroamericanos como Alicia Keys, Ludacris y Lil John. Keys, luciendo un elegante traje rojo, deleitó a la audiencia con su talento en el piano y su emotiva interpretación de su éxito “If I Ain’t Got You”, junto a Usher.

El emotivo momento alcanzó su cúspide cuando, minutos después de iniciar su presentación, Usher dirigió unas palabras a su madre, expresando: “Lo logré, mamá”, mientras dirigía su mirada a las cámaras, transmitiendo su emoción a millones de televidentes en todo el mundo.

Este no fue el primer encuentro de Usher con el escenario del Super Bowl, pues anteriormente participó como artista invitado junto a la banda Black Eyed Peas en 2011. Sin embargo, para el talentoso cantante, ofrecer un concierto en solitario durante el medio tiempo había sido un sueño largamente acariciado, según reveló en entrevistas a medios estadounidenses.

Con una actuación llena de energía, pasión y un profundo respeto por el legado de Michael Jackson, Usher consiguió dejar una marca imborrable en uno de los eventos más esperados del año, celebrando así la música, la cultura y el talento afroamericano en el escenario mundial del Super Bowl.

El homenaje de Usher a Michael Jackson no solo emocionó a los presentes en el estadio Allegiant, sino que también resonó en los corazones de millones de espectadores alrededor del globo, recordándonos el poder duradero de la música y el legado eterno de los íconos del pasado.